Día Internacional de los Bosques y la Ecoarquitectura

El Día Internacional de los Bosques ya está aquí, ya ha llegado y nadie sabe lo que es. ¿Es un día para abrazar árboles? ¡No señor! Pero primero como siempre, pongámonos un poco en contexto…


El Día Internacional de los Bosques fue declarado por primera vez en la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2012, aunque existió un previo «boceto» del mismo, llamado el Día Internacional de los Bosques que fue inicialmente una recomendación del Congreso Forestal Mundial que se celebró en Roma en 1969.

El objetivo de esta celebración no es otro que llevar a cabo actividades de conmemoración y concienciación de la importancia fundamental que tienen los bosques para la vida y para el mantenimiento de todas las actividades humanas, además de (por qué no) invitarnos a reflexionar e investigar sobre los recursos que estos producen, su explotación sostenible y su conservación.

Desde su primera celebración en 2013, cada año se elige un tema distinto relacionado con los bosques y el de este año no es otro que «¡Vivamos en ciudades más verdes, saludables y felices!». A primera vista podría parecer parte de alguna campaña electoral o de algún anuncio de un coche eléctrico, pero en realidad es un tema bastante interesante. Nuestra población es cada vez mayor y nuestras ciudades son cada vez más grandes y más contaminantes, por lo que sería normal preguntarse ¿no existe alguna manera de que las ciudades crezcan de forma sostenible?.

Pues resulta que respecto a este tema, entra en juego una cosa llamada ecoarquitectura, una forma de arquitectura que minimiza el impacto ambiental y reduce nuestros niveles de consumo, de forma que las ciudades son capaces de desarrollarse de forma sostenible. En concreto, a los edificios que integran estos pequeños bosques entre sus pisos se los conoce como «jardines verticales».

Edificio Park Royal, Singapur
Edificio Bosco Verticale, Milán (Italia)
Edificio Planeta, Barcelona (España)

¿A quién no le gustaría vivir en una ciudad así? En el siguiente enlace os dejo unos cuantos ejemplos de otras construcciones diseñadas para respetar el medioambiente, por si os gustan más que los rascacielos.

En definitiva, en este Día Internacional de los Bosques  reflexionemos sobre cómo nos gustaría que fueran las ciudades en las que vivimos y sobre el papel primordial que los bosques deben ocupar en nuestro futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *